CONSEGUIR EL EQUILIBRIO EN TU VIDA

Como dice el amigo Iván Ferreiro, a veces, el equilibrio es imposible, de hecho a lo que estamos acostumbrados es a ir “cojos” y desequilibrados por la vida.

Me considero un intenso, de esos que odias cuando les da por algo y te cuentan una y otra vez la misma película hasta que saltan a otro descubrimiento.

Como se dice por mi tierra, un culillo inquieto.

Ocurre que cuando me focalizo en un proyecto, estudio o temática me convierto en un caballo de esos que tiran de un carro y van con los ojos tapados y solo pueden mirar al frente, dejando de lado otras cosas valiosas, véase amigos, deporte y cuidado personal.

Entonces, cuando estoy sumido en el fondo de la cueva, con mis cosas, mis lecturas y mi mundo, me doy cuenta de que no me siento completo, incluso preguntándome “¿Por qué no me siento del todo bien?”.

Este es un sentimiento que creía que solo provenía de una tara propia, pero preguntando a amigos y leyendo a otras personas, me di cuenta de que es algo bastante extendido y parece que no va a mejor.

La respuesta que siempre encuentro es la misma “No me siento equilibrado”.

Hace poco en una charla a la que asistí nos hicieron auto evaluarnos en varios aspectos de nuestra vida en lo que ellos llamaban “La rueda de la vida”, una técnica muy visual para, de un solo vistazo, conocer cómo de equilibrado sientes que es tu situación actual respecto a todos los aspectos que pueden rodear a un ser humano.

LA RUEDA DE LA VIDA

Como ves debes sombrear diferentes aspectos de tu vida según cómo te sientas con ellos. Por ejemplo, si la percepción de tu situación de amistad en tu vida fuera de un 4, habría que sombrear desde la cuña 1 a la 4.

De esta manera, si eres sincero contigo mismo, tienes un mapa real de cómo de equilibrado te sientes en ese preciso instante.

Y digo real porque la lectura de esa rueda es muy personal ya que pueden darse particularidades como que alguien que tan solo puntúa con un uno su faceta laboral a ojos de un tercero pueda parecer absurdo, puesto que puede que esa persona tenga un gran trabajo y sueldo, pero no se sienta lleno con el mismo.

Esa rueda solo la entiendes tú mismo.

Por lo tanto, te ayuda a percibir las irregularidades que realmente ves en tu vida en conjunto y, como buena rueda, cuantas más irregularidades más tortuoso sería el camino de llevar una vida equilibrada.

Entonces es cuando te planteas cuan peligroso es apostar toda tu vida a una sola carta y a cuántos pocos locos les ha salido bien.

Como dijo Scott Adams a Tim Ferriss en su libro Armas de Titanes (te dejo un resumen aquí), si quieres llegar a ser extraordinario hay dos caminos, ser el mejor en una cosa o ser muy bueno (entre el 25%) en dos cosas. Es obvio que el segundo camino parece más asequible.

Adams cuenta que sabe dibujar mejor que la mayoría, pero no es un artista, y no podría ser monologuista pero sí es más divertido que la mayoría. La mezcla resultante es que poca gente sabe dibujar bien y escribir chistes como él.

Por eso Adams es el creador de una de las tiras cómicas con más relevancia del planeta.

Existen multitud de ejemplos de geniosdeportistas y empresarios que lo dejaron todo por su carrera profesional, y, aun siendo muy exitosos en su campo, declaraban no sentirse completos o, directamente, acabando con un fatal desenlace.

Recordando el documental sobre Eugene Cern (el último hombre en pisar la Luna y una auténtica celebridad de la carrera especial) la propia ex mujer de Cern comentaba el coste emocional que conllevó que su marido volcara toda su atención en su carrera profesional:

“Si crees que ir a la luna es difícil, trata de quedarte en casa”. Su matrimonio no sobrevivió. Los astronautas del Apolo eran un grupo de élite de machos alfa, para los cuales la familia a menudo ocupaba un segundo lugar. Ligados por la disciplina y la dedicación de su vocación, pero también por el sentido compartido de su destino, con un ego que compartían todos y cada uno de ellos. “Focalizamos toda nuestra atención en el viaje a la Luna”, dice Cernan en la película con pesar, “nunca tuvimos tiempo de bajar del gran caballo blanco que estábamos montando hasta que fue demasiado tarde”. Pero tarde o temprano, tienes que entender quién eres y qué es importante en la vida.”

Todo ello me hace plantearme si el equilibrio es imposible, como dice la canción o en cambio lo es la plenitud total en el campo profesional, económico o emocional, por ejemplo, sin herir de muerte otros aspectos de nuestra vida igualmente importantes.

Entonces vuelo a mi lecho de muerte y me planteo preguntas:

¿Me siento realizado?

¿De qué me arrepiento?

¿Qué hubiera cambiado?

Esto ya lo hizo la gran doctora Elisabeth Kluber, que preguntó a miles personas durante décadas en su lecho de muerte de qué se arrepentían y contestaron cosas como:

“Me habría gustado tener la valentía para vivir la vida que realmente quería, no la que esperaban otros de mi”

“Me gustaría haber trabajado menos”

“Desearía haber tenido el coraje suficiente para expresar mis sentimientos”

“Me gustaría no haber perdido el contacto con mis amigos”

“Tendría que haberme permitido ser más feliz”

Personalmente me da miedo verme en una cama diciendo alguna de esas frases y todo, absolutamente todo, está relacionado con no haber mantenido un equilibrio correcto y olvidar que somos seres químicos, y que un desequilibrio en ese sentido puede acabar con nuestra vida, y un desequilibrio en nuestra vida puede acabar con nuestro estado emocional y sueños.

Vivimos una época donde la súper especialización esta muy valorada, los micro nichos de mercado son fuente de éxito en el marketing o en las ventas, canales de Youtube, perfiles de Instagram y un largo etcétera, pero si analizas estos casos de éxito ves cómo no dependen de una sola habilidad/faceta, aunque una de ellas tenga más peso sobre la otra.

Ibai es un streamer de éxito en Twitch al que ven cientos de miles de personas cada día y que viene del mundo de los videojuegos, pero sobre todo es un gran comunicador.

Rosalía no es la primera cantante que mezcla sonidos flamencos, pero lo acompaña de una imagen y puesta en escena únicas que la separa del cantante de trap o reguetón de turno, o al revés, podría ser una cantante de reguetón más, pero mezcla temas flamencos de una manera única.

TikTok no es la primera app de creación de micro vídeos de la historia pero esta unida a una capacidad de replicar/seguir trends que no se había dado hasta ahora en la historia de este tipo de apps.

Parece que los binomios o combinación de varios aspectos son parte esencial a la hora de encontrar el equilibrio y hacer una rueda de la vida más uniforme, aunque la historia este llena de grandes figuras que fueron unos genios en su campo y unos desgraciados en la gran mayoría de facetas de su vida.

Y en el eco de la noche siguen resonando esas preguntas, ¿Quemarías el resto de tu vida por triunfar en tu campo? ¿Puedes vivir con el peso de no saber hasta dónde hubieras llegado si hubieras focalizado todo tu esfuerzo en tu mayor talento?

PD – Os dejo una frase que me encanta:

Nadie en su lecho de muerte piensa: “Ojalá que hubiera pasado más
tiempo en la oficina” Carl Honore

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *